Zoomundo cuenta con tecnología para detectar y prevenir problemas renales


En su constante afán por mejorar la calidad de sus servicios, el hospital veterinario Zoomundo de Iquique adquirió un equipo de perfil bioquímico denominado Catalyst One de IDEXX. Un analizador cuya principal virtud radica en la posibilidad de generar pruebas SDMA, las que permiten detectar con mayor tiempo y precisión los problemas renales de los pacientes.

“Gracias a este equipo que necesitábamos y estábamos esperando podremos evaluar de mejor manera la funcionalidad de los riñones en las mascotas de la región de Tarapacá, pues basta con una muestra y un ciclo para obtener las respuestas que se necesitan para detectar y actuar con un rango mayor de tiempo”, sostuvo el médico veterinario Franco Delucchi Iglesias, quien precisó que históricamente para estos fines se usaba creatinina, pero con el correr del tiempo, se descubrió que este factor se altera mucho antes.

“Hasta hace unos días, cuando un paciente llegaba con problemas renales, la química normal a la que teníamos acceso detectaba el problema cuando ya estaba avanzado en un 80%, pero este parámetro es un indicador precoz de pérdida progresiva de la función renal, por lo que al detectar mucho antes, permite prevenir y evitar que ese problema siga creciendo y acarreando repercusiones negativas”, explicó el facultativo, quien se refirió a otras funciones que realiza el aparato.

“Además el nuevo equipo hace pruebas de hormonas Total T4 para detectar, diagnosticar y gestionar fácilmente la enfermedad de la tiroides, así como mide la Progesterona, obteniendo de forma fiable resultados cuantitativos que predicen la ovulación en perras”, concluyó Delucchi.

Bienestar

Jorge Peñaloza, encargado de soporte técnico de IDEXX, sostuvo que a nivel de clínica la ganancia es enorme, pues al ser automatizado completamente, el equipo genera menos errores, minimizando las posibles fallas producidas por terceros.

De igual forma el ingeniero electrónico advirtió que además de abarcar muchos más parámetros y ser mucho más precisa, tiene una valoración especial en cuanto a la química seca, ya que elimina muchos factores que vienen dentro de la muestra. “Generalmente cuando algunos animales también tienen problemas como ictericia o lipemia, hay equipos que no logran identificar el resultado correcto, ya que ese otro problema modifica el resultado y se enmascara en la clínica real del paciente. Con este equipo eso no pasa, pues logra filtrar casi el 90% de todos esos factores externos de la muestra y entrega un resultado mucho más fiable, lo que en definitiva posibilita tener un resultado más acorde a la condición real del paciente”.

Finalmente, Peñaloza confidenció que el Catalyst One es un equipo que está “al revés” de como se llevan adelante los hallazgos de la medicina. “Es que por lo general se suele experimentar en animales para luego traspasar ese conocimiento y llevarlo hasta los humanos, mientras que este es un equipo que fue diseñado para salvaguardar la vida de los humanos y, que luego de ser adaptado, ha logrado beneficiar a pacientes veterinarios”.